English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, 23 de febrero de 2020

Mis Crónicas de Madrid. Parte II

"Mi Encuentro con una Gitana"

Un jueves en la mañana, acudí al Mercado de las Maravillas -para un venezolano realmente lo es- me acababa de sacar la sangre y la bioanalista me indicó que debía desayunar bien; por supuesto, en mi mente de gordo pensé que unas empanadas y unos tequeñitos eran el mejor reconstituyente y claro pasó lo que tenía que pasar, después de 2 empanadas de pollo, 3 tequeños, 1 café con leche grande (con Splenda obvio), salsa tátara, guacamole, picante y 3 vasos de agua: Me dió fatiga y ganas de morir.



Salí mareado con el remordimiento propio de los obesos y me senté en una banca que está frente a una iglesia a 1 cuadra del mercado, no pasaron 2 minutos cuando me abordó una mujer treintona con mucho rimel y delineador en los ojos, tez morena clara y un hablar cantaito (como decimos en Maracaibo) que no entendía muy bien y me dijo:
Gitana: Ten esta ramita de romero guapo, pa'que os sintaís mejor, mirá que soy gitana y vidente y yo se lo os pasa.
Yo: Mi linda no tengo cobres.
Gitana: Pero es que os he pedío na, toma y me pagaís con tu alegría.
Yo: Hay mija ando mamando creo que tengo 1 euro.
Gitana: Que no ha pasao nada, dámelo que eso me sirve y me pagaís con tu alegría, a ver dame la mano.

Yo como buen venezolano desconfío hasta de mi sombra, pero esa mañana la gitana me agarró con la guardia abajo y como un regüevón le extendí la mano.

Gitana: "Por ti, por tu casa, por lo que espera, vuela satanás, yo digo lo que veo...". La verdad es que la mujer dijo cualquier cantidad de guevonadas mientras me pasaba la ramita de romero por la mano, lo cierto es que yo solo escuchaba en mi mente la canción de la Billo's Caracas Boys "...y verá como regresa manso como un corderito...".


Después del ritual de 2 minutos me pidió que apretara la ramita de romero con la mano, la guardara en mi cartera por 3 días y luego debía quemarla con una vela blanca y enseguida me leyó la mano, la caraja hablaba rapidísimo y con un cantaíto que no entendí, le dí las gracias y terminó diciéndome:

Gitana: Ahora me pagaís con vuestra alegría.
Yo: Gracias mi linda.
Gitana: Si, pero pagadme con vuestra alegría.
Yo: Te juro que estoy más contento quel' coño mija, pero soltame la manguita que me estiraís el sueter.
Gitana: Es que no ne habeís entendío, son 10 euros.
Yo: A la vergaaaaaa, mija yo ando mamando y loco.
Gitana: Que yo soy vidente y los tenéis en la billetera.
Yo: Verga vidente no véis también la tarjeta del BOD y la del Mercantil, no cargo ni medio.
Gitana: Vamos entonces al cajero y me pagaís.
Yo: Ar coño un secuestro express, no mija que cajero e' la verga mamita.
Gitana: Entonces en tu casa debeís tener la alegría, no quereís estar atada conmigo.
Yo: Pa' mi casa???, será pal' hotel loca er coño yo no vivo aquí, yo soy turista.
Gitana: Es que no quereís una mardicion.
Yo: Mardición es que se te vaya la luz, el agua, la señal del celular y el internet al mismo tiempo y de esa verga y andar sin cobres si se yo.
Gitana: %$#@&*€÷♧¥♤₩☆□•°》

La verdad es que en ese momento tuve una epifanía y comprendí que los gitanos eran los maracuchos de España, me dijo más de 1.000 groserías en menos de 1 minuto, la mayoría no las entendí, pero le agradezco las 2 nuevas que si entendí y que ahora enriquecen mi vocabulario: "A tomar por culo" y "XXXXXXXXXXX" (Impublicable).

Gracias mi bella gitana (casi paisana) y como dice la cancion de Willy Chirinos: "Y si en la calle Serra te la encuentras dile que le dedico este son...".

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, nos impulsan a trabajar más y mejor cada día.

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | JCpenney Printable Coupons